Cake Pops con Galleta

  • Cake Pops
    con Mascarpone

  • Cake Pops con Nutella

  • Cake Pops con Oreo

  • Cake Pops con Galleta

  • Cake Pops con Brownie


  • "Cake Pops con Galleta"

    Cake Pops con Galleta


    A continuación os traemos una receta de cake pops con galleta, en la que la masa tiene como ingrediente principal las galletas en lugar del bizcocho. Es una receta muy sabrosa de comer.

    Ingredientes:

    - Galletas tipo maría, 200 gramos
    - 50 gramos de mantequilla
    - Chocolate para fundir, media tableta
    - Decoración al gusto
    - Palillos




    Preparación:

    Esta receta de cake pops con galleta se puede preparar con el tipo de galleta que más nos guste, en este caso nosotros emplearemos galletas de tipo maría, pero puedes emplear el que tengas a mano. Haremos unos 10 cake pops más o menos con estas cantidades indicadas, así que si necesitas más unidades, usa una mayor cantidad pero manteniendo la proporción de los mismos.

    Comenzaremos machacando las galletas para dejarlas lo más molidas posibles. Puedes usar una trituradora o bien un mortero, como prefieras, pero déjalas totalmente machacadas. Cuando hayas acabado, derrite un poco la mantequilla y mézclala con las galletas, usando una batidora con varillas para ello, para conseguir una mezcla homogénea y compacta.

    Con esa masa haremos las bolitas que serán la base de los cake pops, o bien con las manos o bien empleando un molde para los mismos. La masa debe estar bien compactada para que las bolitas no se vengan abajo, pero para darle una mayor compactación, las metemos en la nevera unos 20 minutos.

    Tras esperar ese tiempo, derretimos el chocolate lo suficiente para que podamos cubrir las bolas, pero sin pasarnos y derretirlo demasiado. En el microondas podemos hacerlo fácilmente. Una vez lo tengamos como queremos, sacamos las bolas de la nevera, mojamos cada palito en chocolate y lo pinchamos en cada una de las bolas. Cuando acabemos, las volvemos a meter en la nevera unos 10-15 minutos, para que el palo se pegue bien con la bolita.


    Las volvemos a sacar y las vamos bañando en el chocolate derretido, escurriendo bien para que todo el chocolate que sobre no nos gotee posteriormente. Vamos pinchando los palitos en un corcho o algo similar dónde poderlos dejar de pie, y adornamos por encima con las virutas de colores o lo que nos guste. Dejamos enfriar en la nevera un par de horas y ya podemos servirlos.