Cake Pops de Fresa

  • Cake Pops
    con Mascarpone

  • Cake Pops con Nutella

  • Cake Pops con Oreo

  • Cake Pops con Galleta

  • Cake Pops con Brownie


  • "Cake Pops de Fresa"

    Receta de Cake Pops de Fresa


    En esta ocasión os vamos a explicar cómo se hacen unos cake pops de fresa, unos cake pops muy sabrosos y con un aspecto muy llamativo.

    Ingredientes:

    - Bizcocho, 350 gramos
    - Nesquik de fresa, 75 gramos
    - Queso cremoso, 80 gramos
    - Leche, 50 ml
    - Colorante rojo
    - Chocolate para fundir




    Preparación:

    Primero hay que desmigar el bizcocho que vayamos a emplear para esta receta. Recomendamos que sea un bizcocho que no sea de chocolate, para que no oculte el sabor a fresa que queremos darle a los cake pops. Cualquiera nos sirve, uno que compres en un supermercado o cualquiera que tengas en casa casero.

    Al bizcocho desmigado le vamos a añadir el queso cremoso, y después la leche junto al Nesquik de fresa bien mezclado y un toque de colorante rojo. Mezclaremos estos ingredientes con unas varillas, para que se integren bien, formando una masa que podamos moldear bien. Si necesitas añadir más bizcocho o algo más de queso, hazlo, pero es importante que la masa sea consistente.

    Con la masa ya terminada, vamos a ir haciendo las bolas para los cake pops. Si lo haces a mano, intenta que sean del mismo tamaño más o menos, dentro de lo posible, para lo que puedes usar un peso de cocina para pesar la masa. Si tienes unos moldes especiales para cake pops, mejor aún, ya que te facilitará la tarea. Mete las bolas en la nevera un par de horas, para que se compacten bien.


    Pasado ese tiempo vamos a derretir el chocolate, mojamos las puntas de los palillos en el mismo y los pinchamos en las bolas que teníamos listas. Dejamos enfriar en la nevera otro ratito para que se peguen bien, y al sacarlas las vamos a bañar en el chocolate fundido, dejamos escurrir y pinchamos sobre un corcho. Adornamos por encima si queremos con algún adorno y dejamos enfriar un poco más en el frigorífico antes de comer.