Cake Pops Veganos

  • Cake Pops
    con Mascarpone

  • Cake Pops con Nutella

  • Cake Pops con Oreo

  • Cake Pops con Galleta

  • Cake Pops con Brownie


  • "Cake Pops Veganos"

    Receta de Cake Pops Veganos


    Esta receta de cake pops está pensada para personas que lleven una dieta vegana. Si eres uno de ellos guarda esta receta para el día que quieras preparar una merienda tan rica como esta.

    Ingredientes:

    - Galletas Oreo, 200 gramos
    - Crema de chocolate sin lactosa, 100 gramos
    - Chocolate negro para fundir
    - Fideos de colores para decorar




    Preparación:

    Hay muchas recetas para hacer cake pops veganos, pero a nosotros nos parece esta que os traemos ahora una de las más ricas, ya que las galletas Oreo le dan mucho sabor y seguro que gustan a la mayoría. Vamos ya con la receta paso a paso.

    Se comienza triturando totalmente las galletas Oreo, hasta que no queden trozos demasiado grandes, ya que luego resultan molestos a la hora de formar la masa para los cake pops. Puedes usar una picadora para conseguir un resultado ideal. Cuando las tengas bien trituradas, añades la crema de chocolate, mezclando bien para que la masa resultante sea homogénea y con la que podamos formar las bolitas y no se vengan abajo.

    Para hacer las bolas puedes hacerlo a mano, intentando que queden similares de tamaño, o bien usando unos cómodos moldes especiales para cake pops. Estos moldes son ideales porque así se consiguen bolas del mismo tamaño, y porque resulta más limpio hacer el proceso. Cuando tengas las bolas hechas, mételas en la nevera para que vayan compactándose bien.

    Mientras tanto, funde el chocolate para fundir, lo justo como para que quede bien para bañar los cake pops, no es necesario fundirlo demasiado. Primero moja las puntas de los palitos para cake pops en el mismo y pínchalos en las bolas, dejando que se cuaje bien en la nevera, para así poder manejar bien los cake pops sin que se caigan.


    En unos 20 minutos o así, los puedes sacar y los vas pasando por el chocolate fundido, cubriendo bien cada bola y dejando que el chocolate sobrante escurra bien. Coloca cada cake pop ya listo sobre un corcho o algo similar donde puedan quedar de pie sin tocarse unos con otros. Mételos en la nevera y deja un par de horas allí antes de servir. Verás que ricos te quedan.